Consejos para elegir una silla de ruedas

A la hora de elegir una silla de ruedas hay que tener en cuenta numerosos detalles, consejos y consideraciones. Es una herramienta que para muchas personas les facilita la vida en sus actividades cotidianas y por ello debemos de acertar con la elección. A continuación desde Ortopedia López Gómez os especificamos una serie de pautas a tener en cuenta para elegir la silla de ruedas que mejor se adapte a las necesidades del usuario. 



La silla de ruedas es una herramienta que tiene que proporcionar bienestar y practicidad a la persona que la utilice, por ello debemos de tener en cuenta los siguientes aspectos:

En primer lugar, el tamaño de la silla debemos de mirarlo muy bien, porque la prioridad es que la persona que la utilice se sienta cómoda. Por ello factores como el tamaño y el peso son cruciales para la elección. La silla debe de ser una extensión del usuario para que su manejabilidad sea lo más fácil posible.

Las anchuras oscilan desde aproximadamente los 40 cm para personas delgadas, hasta anchos más especiales en caso de que se encuentre en un estado de obesidad. Pero está claro que debemos de llegar a un equilibrio sin pasarnos de estrechas, ni por el contrario más anchas de lo que realmente se necesita.

El tamaño de las ruedas es otro factor a tener en cuenta. Este va unido a la capacidad que tenga el usuario de valerse por sí mismo y al formato de la silla.

En el caso de que la silla de ruedas esté orientada a que sea impulsada por otra persona, las ruedas pequeñas son la mejor elección. Ellas están encaminadas utilizarse en hospitales y residencias. Sin embargo, si el usuario tiene la capacidad de impulsarse por sí mismo, se deben de elegir ruedas grandes para que el ángulo de impulso sea el más cómodo posible.

El lugar en donde se vaya a utilizar la silla de ruedas también es importante, por lo que hay que diferenciar las ruedas y del neumático. Si la silla se usa en lugares exteriores, es aconsejable elegir rudas neumáticas para que tenga una adecuada amortiguación o macizas y a su vez antipinchazos para evitarnos posibles contratiempos. En el caso de que su uso sea casero, las ruedas es preferible que sean pequeñas y con neumáticos gruesos.

Si hacemos referencia al material de la silla estas pueden realizarse de aluminio, acero de baja densidad y acero estandar.

Las sillas de acero de baja densidad son para actividades de desplazamiento no diario. Es un término medio entre las de aluminio y acero normal, que luego mencionaremos, por lo que le peso es también intermedio.

Las sillas de aluminio son las más ligeras. Son ideales para personas que puedan impulsarse por sí mismas y por supuesto, ayudará de forma significativa a la persona que le impulse, si la necesidad lo requiere.

Finalmente las sillas de acero, son las más pesadas pero a su vez las más robustas y duraderas. Aguantan mucho mejor la actividad a las que se las uso, pero nosotros las aconsejamos cuando su uso sea más puntual que continuo.

En conclusión, desde Ortopedia López Gómez aconsejamos que antes de elegir y comprar una silla de ruedas, consulte con profesionales. 


En nuestra ortopedia de Valladolid contamos con un equipo que le asesorará y ayudará para elegir la silla optima .

Estos son unos factores imprescindibles, pero existen otro muchos a tener en cuenta, que sólo en una ortopedia especializada los conocerás, al ver toda nuestra amplia gama de silla de ruedas.