Conoce nuestras bolsas térmicas de semillas

Uno de los productos que cada vez se están demandando más, son las bolsas térmicas rellenas de semillas naturales que brindan calor. Es un artículo que nosotros, en Ortopedia López Gómez, llevamos muchos años ofreciendo pero que últimamente es mayor su demanda. A continuación os vamos a detallar cuales son sus funciones y los beneficios que proporcionan a las personas que las utilizan.

Estas bolsas térmicas están rellenas de semillas que proporcionan calor a las personas que lo necesiten. Tienen la capacidad de acumular y mantener durante largos periodos de tiempo el calor, proporcionando un bienestar duradero. Podemos destacar de este artículo:

  • Tiene la capacidad de adaptarse a cualquier zona del cuerpo.
  • Es un producto natural.
  • Puede usarse en bebés a los cuales les mantienen calentitos.
  • Es muy fácil y práctico para calentar.

Son múltiples los problemas que llegan a aliviar y para los que está orientado este tipo de producto, entre ellos vamos a destacar los siguientes:

  • Tratar problemas de cuello y hombros.
  • Llega a sustituir a la tradicional bolsa de agua caliente.
  • Trata los dolores de ciática.
  • Es un producto perfecto para combatir los resfriados.
  • Incluso está bien encaminado para solucionar los problemas de reumatismo.

Estas bolsas son muy positivas para conseguir tratar este tipo de problemas y enfermedades que pueda presentar una persona. Además es natural y practico, pero para ello también debemos de conocer cómo utilizarlo, lo cual lo vamos a detallar a continuación: Este tipo de bolsa térmica con semillas, como ya hemos mencionado, es un producto natural, que desprende un aroma que se aprecia cuando se calienta. Es muy práctica a la hora de calentar, porque se puede meter en el microondas. Aconsejable a 600 W durante 2 a 3 minutos.

Al ser un producto que está en contacto con la zona corporal, se debe controlar si tiene o no de un exceso de temperatura, por lo que antes de aplicarla sobre la zona del cuerpo que se desee, se debe de comprobar si en ella existe un exceso de calor.

En cuanto a su limpieza, es muy sencillo de hacer. Antes de introducirla en la lavadora, debemos de sumergir la bolsa térmica en agua limpia. Después hay que introducirla en una funda protectora cualquiera y lavarla en la lavadora a no más de 60 ºC.

También se puede secar en la secadora a una temperatura media. Una buena forma de alargar la vida útil de la bolsa térmica y de las semilla que contienen en su interior, es humedecerla de vez en cuando mediante un pulverizador o con las manos. De esa forma evitaremos que las semillas se sequen más rápidamente y conseguiremos que la funcionalidad para la que se aplique, dure más tiempo.

En conclusión, para conocer de forma más personalizada los beneficios que le pueden proporcionar esta bolsa térmica acérquese a nuestra ortopedia de Valladolid, nuestros profesionales le ayudarán en todo lo que necesite saber sobre este u otros productos de ortopedia.    

Categorías:

Etiquetas:

Compártelo:

Más entradas

Categorías